Desde el mediodía se vivieron momentos de tensión e incertidumbre en el predio del Tigre, ubicado en la avenida 25 y 514; debido a que los propietarios de la cantera decidieron demoler y desterrar al club.

Dirigentes, jugadores y jugadoras de los planteles masculino y femenino, hinchas y familias del barrio, se hicieron presentes en el lugar para impedir que topadoras destruyan las instalaciones y destierren al club que se fundó en los años 2000 por iniciativa del ex intendente platense, Julio Alak.

La persona que respondía al dueño del terreno, tenía como justificativo un papel sin sellar del año 2012, llegó al lugar con maquinas, se rompieron los candados y se colocó un container dentro del predio. Al hacerse presente Luis Urquiza, presidente del club, habló con el comisario a cargo y realizó la denuncia correspondiente por violación de propiedad privada.

Julio Garro, quién se comunicó por teléfono con Urquiza, se comprometió a hacer todo lo posible para que el Tigre, tenga la licitación definitiva de las tierras. La empresa, es dueña del 86% de la cantera, y le dejaría al club, el 14% restante.

El resto de los clubes liguistas al enterarse de la noticia por Cancheros, llamaron y apoyaron al Tigre y se pusieron a disposición en la lucha. Ya que de ser necesario, acompañarían a La Plata FC hasta la municipalidad.