Por el partido de ida de la final del torneo de selecciones sub 13, La Plata cayó por 2-0 ante Chivilcoy, ambos tantos fueron en el primer tiempo. La serie se definirá en La Plata, donde se espera una gran convocatoria para el partido de vuelta.

Aunque comenzó yendo al ataque en los primeros minutos, fueron más sus ganas que la efectividad para concretar los ataques y mandar la pelota dentro del arco de Emiliano Zacca. No fue superado ampliamente por el local, sin embargo, en los dos goles marcó mal y pagó caro esos errores.

Tras los dos goles, la selección platense se vio confundida y no pudo poner la pelota en el piso, una de sus virtudes y fortalezas.

En el segundo tiempo salió en busca del empate, aunque se tuvo que enfrentar a un Chivilcoy que supo explotar los contraataques. Aunque el local no tiene juego vistoso, tiene muy bien trabajado el pase entre líneas y el juego con su número 10: Sarco.

Para destacar en La Plata la labor defensiva y de recuperación de Sharry y Antonena. La lucha del “Mono” Rivas y de Ayrton Valente, que trataron de resistir la marca y de pelear las pelotas divididas en campo local. Galipo, una vez más fue figura, sacó una pelota de gol y ganó un mano a mano.

La Plata deberá mejorar, aunque tiene con qué hacerlo. Cave destacar que al hablar con los chicos, se pudo apreciar el optimismo por el partido de vuelta. La serie está abierta y la selección de nuestra ciudad irá por la remontada con el apoyo de toda la familia liguista que confía en ellos.